5
May
2015
0

Oh, Joe

La expresión más perversa del lenguaje de una nínfula se efectúa en silencio, chupándosela a un desconocido en el último vagón. La sorpresa de no pedir que la avise antes de correrse, el remilgado ademán de limpiarse la boca, paradójicamente, sugiere todo lo contrario: consigue multiplicar los grumos, albergar a borbotones el efluvio salado en su boca hospitaliaria, y le obliga a improvisar unas gárgaras, a tragárselo todo.
tumblr_nn3kfjKyxe1r08x8lo1_500
tumblr_nn3kfjKyxe1r08x8lo1_500
tumblr_nn3kfjKyxe1r08x8lo1_500
No lo hace por placer, pero disfruta con ello. Sus retos furtivos siempre la conducen por nuevas y diferentes aventuras, nunca planeadas. A veces puede suceder mientras da un paseo anodino por un parque infantil y aborda al jardinero donde la hierba crece más alta.
Joe es una ninfa delgaducha, de tiernos pechos adolescentes, pequeños, con los pezones enhiestos apuntando hacia arriba.
Joe es aterradora, fascinante, grandiosa.

Deja un comentario